Comprensión de la AAMI: 5 cosas que hay que saber sobre la protección en el quirófano

Tenemos una pregunta para usted. De las tres cosas enumeradas a continuación, ¿cuáles son dispositivos médicos de clase II?

  • Tubos de alimentación
  • Máquinas de radiografía
  • Batas quirúrgicas

Si respondió todas las anteriores, ¡tiene toda la razón! Si bien es posible que no considere que las batas quirúrgicas son dispositivos, se invierte tanta investigación y desarrollo tecnológico en el equipo de protección personal (EPP) como en cualquier otra herramienta en el ejercicio de la medicina.

Hay muchos factores que se deben considerar al diseñar prendas de vestir que mantendrán al personal del quirófano y a los pacientes seguros contra la contaminación cruzada durante la cirugía. Existen organizaciones que desarrollan normas de rendimiento para diferentes tipos de vestimenta. La que ha establecido la norma reconocida como la pauta por unanimidad para las batas quirúrgicas y campos quirúrgicos según la Dirección de Alimentos y Medicinas (Food and Drug Administration, FDA), es la Asociación para el Avance de la Instrumentación Médica (Association for the Advancement of Medical Instrumentation, AAMI).

La “norma de la AAMI” (ANSI/AAMI PB70:2012) proporciona pautas para rendimiento de barrera contra líquidos en zonas críticas de las batas y campos quirúrgicos, las áreas en donde el personal del quirófano tiene más posibilidad de entrar en contacto directo con material potencialmente infeccioso, tal como sangre y líquidos corporales.

¿Cuáles son las cinco cosas que debo saber acerca de elegir una bata?

La primera cosa que debe saber es que ninguna de las clasificaciones de la AAMI especifica el tipo de bata según la clase de procedimiento. En última instancia, cada centro es responsable de elegir la bata correcta según el procedimiento para su personal de quirófano.

A continuación, presentamos las cuatro clasificaciones de la AAMI para distintos niveles de protección:

  • Nivel 1: protección de barrera contra líquidos mínima; se usa para el cuidado diario del paciente, cuando hay poco o ningún riesgo de exposición a líquidos. Por lo general, no se usa en el quirófano.
  • Nivel 2: protección de barrera contra líquidos de mínima a baja; se usa cuando solo hay riesgo ligero de exposición, para procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, tales como nódulos y pústulas.
  • Nivel 3: protección de barrera contra líquidos moderada; se usa para la mayor variedad de procedimientos quirúrgicos, en los que el riesgo de exposición a líquidos es moderado.
  • Nivel 4: máxima protección de barrera antimicrobiana y contra líquidos; ofrece protección contra agentes patógenos transmitidos por la sangre en zonas críticas; se usa en procedimientos extensos con presencia abundante de líquidos (la FDA fortaleció este nivel en 2016 y exige a los fabricantes de batas documentación sobre pruebas adicionales [ASTM 1671]2).

Artículo relacionado

Deseo más información acerca de las zonas críticas.

Este diagrama muestra las zonas críticas de una bata quirúrgica.

Las zonas críticas se definen como las áreas en donde es más probable que ocurra contacto directo con sangre, líquidos corporales y demás material potencialmente infeccioso (áreas A y B). En el caso de las batas quirúrgicas, esto incluye la tela y la estructura (costuras de las mangas, unión de la tira frontal) en las áreas A y B.

Toda la bata (áreas A, B y C), incluidas las costuras, excepto el puño, bordes y uniones, debe tener rendimiento de barrera de al menos nivel 1.

Es posible que la parte posterior de la bata quirúrgica (área D) no dé protección.

Las normas de barrera contra líquidos de la AAMI también son aplicables para los campos quirúrgicos.

Zonas críticas de los campos quirúrgicos

Como mínimo, el campo quirúrgico completo debe ser de nivel 1.

Por lo general, la zona crítica es el centro del campo quirúrgico, alrededor de cualquier fenestración o abertura. A menudo, esta área se refuerza con tela adicional, la cual puede ser capaz de absorber líquidos.

Cualquier costura entre dos áreas debe contar con el rendimiento de barrera del área de menor eficacia como mínimo.

Resumen de los niveles de clasificación de la AAMI

¿Hay algo más que debo saber?

Si tiene preguntas sobre las clasificaciones de la AAMI correspondientes a las batas o los campos quirúrgicos proporcionados para su uso en el quirófano, pida información a su supervisor. Otra fuente muy confiable es la Asociación de Enfermeros Quirúrgicos Certificados (Association of periOperative Registered Nurses, AORN). Los lineamientos de la AORN para la práctica perioperatoria ofrecen guías integrales sobre los tipos de bata de protección necesarios para los procedimientos operatorios y demás procedimientos invasivos.

Para consultar una referencia práctica, descargue nuestro cartel de la Guía simplificada sobre los lineamientos de las batas.

Fuentes

  1. https://www.fda.gov/medical-devices/personal-protective-equipment-infection-control/medical-gowns#g5
  2. ASTM F1671 / F1671M-13, Standard Test Method for Resistance of Materials Used in Protective Clothing to Penetration by Blood-Borne Pathogens Using Phi-X174 Bacteriophage Penetration as a Test System, ASTM International, West Conshohocken, PA, 2013, http://www.astm.org/cgi-bin/resolver.cgi?F1671F1671M
  3. https://nsf-muses.ucdavis.edu/sites/g/files/dgvnsk1751/files/files/persentations/Barrier-Performance-According-to-AAMI-PB70-Peter-Brown.pdf, página 5

Categories:

AAMI